Antecedentes del Problema de la Basura en Chilpancingo (Octubre 2017)

La situación que se presenta en Chilpancingo de la disposición final de los residuos sólidos es un problema que viene observándose desde el 2010, recuerdo que Sabás Dela Rosa Camacho era Secretario del Medio Ambiente y en ese tiempo me comentó que hubo interés por parte del Gobierno del Estado en la administración de Zeferino Torreblanca de comprar el terreno que estaba al lado del relleno sanitario de Chilpo ubicado en la colonia La Cinca, pero que el propietario pedía mucho dinero, al grado que salía más caro ese terreno que comprar uno del mismo tamaño en la zona diamante de Acapulco.

En aquel tiempo Sabás gestionó recursos ante la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, cuando Alejandro Carabias Icaza había sido electo Diputado Federal en el distrito urbano de Acapulco y fue quien intervino apoyando a Sabás y se consiguieron recursos para diferentes acciones de infraestructura ambiental en el estado a través de los cuales se construyó la celda 4 en el relleno sanitario de Acapulco, se habilitó parte del relleno de Zihuatanejo (ya que en aquel tiempo era un tiradero controlado), se construyó una mini-estación de transferencia con un sistema de compactación estacionario en Petatlán, se habilitó parte del relleno sanitario de Iguala y se mejoró una parte del relleno de Chilpancingo de La Cinca y en ese tiempo también se dotó de equipo de recolección y maquinaria al municipio siendo presidente municipal de Chilpancingo el Gobernador Hector Astudillo Flores.

Después de Sabás, al entrar la administración de Ángel Aguirre nombraron a Carlos Toledo Manzur Secretario de Medio Ambiente, se hicieron estudios técnicos y proyectos ejecutivos para la construcción de rellenos sanitarios en diferentes municipios del estado, entre ellos el relleno intermunicipal de Tixtla que daría Servicio a Chilpancingo, ese proyecto se encontraba ubicado sobre el libramiento Chilpancingo – Tixtla, y particularmente nos tocó desarrollarlo como empresa, por lo que cuento con información puntual de ese tema.

Es decir, en 2012 ya había sido detectado el problema de saturación en el relleno de La Cinca, se habían iniciado los estudios para proponer la solución y se había elaborado el proyecto ejecutivo para un relleno sanitario con vida útil de 30 años en un terreno que es propiedad del Ayuntamiento de Tixtla ubicado por la zona del libramiento, solo faltaban los recursos para la construcción.

En 2013, hubo un primer intento por parte del municipio de Chilpancingo de construir un relleno sanitario en Los Amates, cerca de Amojileca, siendo titular Tulio Estrada de SEMAREN y Mario Moreno Alcalde de Chilpancingo, el proyecto fracasó ante la oposición de la APPG (Asociación de Pueblos Populares de Guerrero) ya que el proyecto se encontraba cerca del parque Omiltemi que sirve para el abastecimiento de agua de algunas colonias de Chilpancingo. A pesar de que el municipio de Chilpancingo ya había comprado aproximadamente 100 Has el proyecto se suspendió en julio de 2013 tras el rotundo rechazo de las comunidades cercanas.

En 2014 en un segundo intento, se habilitó infraestructura con recursos de SEMAREN para contar con un relleno sanitario en un terreno en el Municipio de Zumpango del Rio, el cual nuevamente tuvo problemas ya que por la urgencia de contar con un sitio de disposición de los residuos de Chilpancingo, en ningún momento se regularizó el terreno y al final nunca se llegó a un acuerdo con el propietario.

Desconozco el motivo por el cual decidieron hacer otros estudios técnicos e iniciar otros proyectos, pero durante 2013 y 2014 hubo esfuerzos infructuosos para la habilitación de rellenos sanitarios, al final de la administración de Mario Moreno, siendo Octavio Klimek Alcaraz Secretario de Medio Ambiente, se realizó un tercer proyecto en la localidad de Matlalapa, del Municipio de Tixtla se contrató a la empresa que operaba el relleno sanitario de Chilpancingo para la elaboración del proyecto, el municipio de Chilpancingo adquirió en Tixtla varias hectáreas de terreno y la empresa encargada de la operación de La Cinca fueron quienes iniciaron la construcción con la anuencia del ex Alcalde de Tixtla Gustavo Alcaraz Abarca, existe un convenio firmado por los ex alcaldes y la SEMAREN, donde se establecen los acuerdos respecto a las inversiones y a la repartición de beneficios de ese proyecto.

Desafortunadamente el proyecto no se concretó durante las administraciones municipales 2008-2015 y fue que las cosas empezaron a complicarse, en la parte política se anularon las elecciones en Tixtla y se convocó a una elección extraordinaria en la que resultó ganador el PRD representado por Hossein Nabor Guillen, en Chilpancingo Marco Antonio Leyva fue electo presidente bajo las siglas del PRI. Ambos alcaldes heredaron una problemática complicada donde la necesidad urgente de Chilpancingo de un sitio para disponer residuos se enfrentó a la negativa de Tixtla bajo argumentos de afectación de mantos freáticos.

Hace algunos meses fui convocado por parte de la Diputada Rossana Agraz presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso del Estado, a escuchar la comparecencia del Alcalde de Tixtla sobre su postura, el expuso que la comunidad de Matlalapa es 100% agrícola y que se pondría en riesgo la actividad principal de la zona, además de que Chilpancingo había prometido la construcción de un Centro Integral de Aprovechamiento de Residuos Sólidos con naves industriales y equipo avanzado para el reciclaje en la que se emplearía a habitantes de la zona, pero que en realidad lo único que se había construido había sido una celda para resolver la problemática de la disposición final de los residuos que se generan en la capital del estado.

En casi todos los rellenos intermunicipales a nivel nacional se generan circunstancias similares, los municipios grandes requieren de espacios de disposición en los municipios chicos, pero en casi todos lados quien dicta las condiciones es el municipio donde se van a depositar los residuos, éstos reciben casi siempre alguna contraprestación, como es el caso de Cuautla Morelos, quien recibe los residuos de Cuernavaca por citar un ejemplo cercano.

Si sumamos todos los recursos que se han utilizado para intentar resolver la problemática del sitio de disposición final para los residuos de Chilpancingo han sido bastantes millones de pesos y no se ha logrado hasta el día de hoy una solución definitiva, aunado a esto, tengo entendido que para atender el problema de la crisis de recolección, el Gobierno del Estado apoyó en los últimos meses con más de 30 millones de pesos a Chilpancingo, si todo este recurso se hubiera aplicado en condiciones normales (y sin haber intereses de por medio) pudo haberse aprovechado mejor, hubo suficiente tiempo para evitar todos estos problemas pero una vez más resulta claro que las decisiones técnicas no deben ligarse a decisiones políticas, y que cada una de las entidades debe llevar a cabo su función, las áreas técnicas deben estar bien asesoradas en los diferentes niveles de gobierno, no es posible que el recurso se malgaste por caprichos personales de los tomadores de decisiones. 

La falta de negociación por parte de Chilpancingo, generó una crisis en el manejo de los residuos, misma que fue la causa de la dimisión del Alcalde, desde mi punto de vista la actitud radical en las negociaciones con Tixtla no le favoreció en lo absoluto. La función principal de un ayuntamiento es proporcionar servicios públicos de calidad, si la autoridad se desentiende de facilitar las condiciones para que esto suceda, seguramente se meterá en problemas graves y ya lo vimos en Chilpancingo.

En conclusión y desde mi punto de vista técnico propondría algunas ideas que espero sirvan a quien tome decisiones en este sentido:

Para Chilpancingo / Tixtla
– Implementar las obras de mitigación necesarias en el relleno sanitario de Matlalapa para que se ponga en funcionamiento lo antes posible sin poner en riesgo el entorno de la zona, buscando la manera de que la comunidad se vea beneficiada con fuentes de empleo dentro de procesos de reciclaje.
– Establecer los mecanismos para que la empresa que se encargue de la operación del relleno sanitario de Matlapala, maximice la cantidad de materiales a reciclar y que los beneficios se repartan de forma equitativa en los municipios que intervienen a través de un fideicomiso.

Para el resto del Estado:
– Realizar recorridos de supervisión de los sitios de disposición final, sobre todo en las ciudades mas grandes del estado, para prever que se generen crisis en la recolección por insuficiencia de espacio de disposición y para conocer el estado en que se encuentran actualmente los rellenos sanitarios o tiraderos controlados, y obligar a los municipios a invertir en los proyectos ejecutivos para gestionar recursos ante instancias ambientales para ejecutar las obras de infraestructura necesarias para minimizar el impacto al ambiente.
– Implementar pruebas piloto en algunas colonias o municipios pequeños para llevar a cabo separación de origen, en muchos lugares de la república se lleva a cabo con resultados satisfactorios, calendarizando los días de recolección en orgánicos e inorgánicos se puede avanzar sustancialmente en la cultura de manejo de residuos desde el hogar.
– Implementar sanciones ejemplares a los ciudadanos que no respeten los horarios de recolección o que dispongan la basura en vía publica, pero sobre todo a los recolectores informales o pequeñas empresas de recolección de basura que no llevan sus residuos a los rellenos sanitarios o sitios autorizados de disposición, y que contaminan barrancas, ríos, y terrenos particulares no apropiados para este fin.

  • Leave a Reply

%d bloggers like this: